El legado de Vivian Maier

 

El archivo de la recién descubierta fotógrafa de calle Vivian Maier sigue siendo escarbado. Y los resultados no podrían ser más alentadores. Entre más se conoce el trabajo de esta mujer franco-americana más se comprueba que la fotografía era mucho más que un pasatiempo —hacía fotografías los fines de semana y en sus ratos libres, cuando descansaba como empleada doméstica en una casa de clase alta en un suburbio de Chicago—.

En una nueva entrega que recoge Lens, las fotos recién publicadas descubren nuevas capas de la artista; nuevos intereses; nuevas capacidades para observar y describir la realidad a pie de calle. Conforme se conocen más detalles y negativos de su obra, dice Jeff Goldstein, uno de los propietarios de su legado, la calidad de su trabajo se revela “mejor y mejor”. Este domingo la revista dominical de The New York Times publicará un ensayo con los descubrimientos más recientes de lo que se está convirtiendo en uno de los archivos fotográficos más valiosos del siglo XX. Una buena razón para salir y adquirir una copia en papel del dominical.

(Fotografía: © Vivian Maier/Jeffrey Goldstein Collection)