Dos modelos de campaña en liza

El cuartel general de Obama en Chicago comienza a poner a punto la máquina. Aunque durante los últimos meses la atención mediática ha girado en torno al Partido Republicano y su proceso interno, la campaña del presidente ha estado metódicamente —y en silencio— confeccionando una de las maquinarias electorales más sofisticadas de la historia.

Y pronto, muy pronto, la pondrá en marcha.

La variable indefinida —el rival— se ha definido y ahora se pueden ajustar los últimos detalles; se están terminando de construir y afinar los instrumentos específicamente diseñados para combatir a Mitt Romney.

La campaña de reelección, capitaneada por Jim Messina, lleva meses trabajando detrás de cámara. Estableció su sede en Chicago —poco común para un presidente que vive en Washington— y comenzó a abrir oficinas regionales en todo el país —tiene ya montada una estudiada red que le da una importante ventaja sobre su rival—.

Lo sobresaliente de la campaña es que se ha hecho exactamente a medida del candidato; a las necesidades específicas de Obama y del rival al que se enfrentará. Si su esfuerzo en 2008 —caótico e improvisado en muchos sentidos— fue revolucionario y rompió con muchos de los paradigmas electorales, las expectativas este año son más elevadas.

La campaña está vertebrada en dos ejes: uno geográfico y otro temático. Por encima, supervisándolo todo, un equipo de análisis de datos sin parangón en política electoral.

Olvídense de Facebook, Twitter, redes sociales y otros clichés electorales de moda entre consultores políticos. La principal innovación de la campaña está en los datos. Por medio de lo que se conoce como análisis granular de datos, el equipo de estrategia es capaz de segmentar el país en todo tipo de maneras: regiones, condados, series históricas de votaciones, nivel de ingreso, aceptación o rechazo de políticas específicas, hábitos de consumo y un largo, largo etcétera.

En la sede de Chicago la campaña está dividida en equipos que trabajan sobre temas muy específicos: voto femenino, minorías, temas relacionados a la reforma sanitaria, por regiones o por estados decisivos. Una de las grandes apuestas estratégicas, por ejemplo, es asegurar el voto femenino desde el comienzo. Después de una larga primaria Republicana en la que los candidatos repetidamente mostraron desprecio hacia temas clave de la agenda de género (aborto, diferencial de salarios entre sexos, participación política de las mujeres, derechos de homosexuales, etc.), Obama intentará adelantar asegurando el voto de las mujeres. Por medio de un análisis detallado de los datos, la campaña organiza eventos, envía comunicados relevantes sobre el tema, informa sobre medidas legislativas pertinentes a este grupo. En otras palabras, la propia campaña se erige como un medio de comunicación especializado en un tema. Y, así como lo hace con las mujeres, lo hace también con los habitantes de una ciudad, los que donaron dinero para una causa específica o los que votaron por el Partido Republicano en 2008.

La campaña de Romney, por el contrario, se espera que siga un libreto mucho más tradicional. Centrado, sobre todo, en publicidad en televisión y ataques negativos —elemento fundamental de su estrategia en las primarias—. En intentar erosionar la credibilidad de Obama y conseguir una combinación de votos en el Colegio Electoral que le de el triunfo en noviembre.

Gallup debutó ayer su encuesta de tendencias diarias que publicará hasta el día de la elección. Sorprendentemente Romney aparece arriba con una ventaja de dos puntos. Por ahora, sin embargo, no prestaría demasiada atención a las cancinas encuestas que veremos aparecer y sobre las que se especulará todos los días. Los números fluctuarán hasta que las dos campañas se pongan en marcha plenamente y comience la interacción directa entre candidatos.

Mucho más importante será observar cómo arranca una elección con dos modelos de campaña contrapuestos. Será, al final de cuentas, un duelo entre el populismo mediático del siglo XX y la esfera pública en red del XXI. El modelo también estará en liza.

1 Trackback

  1. Por Obama, Rommey, dos modelos de campaña en liza | el %d 26UTC %B 26UTC %Y a las %H:%M 06Sat, 26 May 2012 06:51:04 +000004.

    […] Por Diego Beas  (Tomado de su blog Diegobeas.com) […]